ALBORADA

Por amplias que sean sus alas,
la luz auroral que sigue al alba es como un boquete,
un lugar que tiende a absorber y ofrecer al par
la inminencia de que algo inconcebible aparezca.

¿Un ser?


Un animal quizás, un ser viviente,
se dibuja casi, está al dibujarse.

Un ser viviente de aliento y de pasión,
un fuego oscuro por indiscernible
que luego resulta ser simplemente blanco.
Un blanco inextenso, un ser sin extensión.

¿Pensamiento?


Mira tan sólo. Es una mirada,
ya que la mirada de todo aquello que se manifiesta visiblemente
es lo único que no tiene extensión y, aun más, la borra.


Llega la mirada anulando la distancia,
quien la recibe queda traspasado, raptado o fijado;
fijado, si es la mirada de la luz.

Y cuando la luz nos fija es que nos mira, y, al mirarnos,
¿se sabría decir lo que sucede? Y, por no saberlo decir,
se borra: no crea memoria.


Y así, de esta mirada de la luz, nace, podría nacer,
ha nacido una y otra vez un pensamiento sin memoria.

Un pensamiento liberado del esfuerzo
de la pasión de tener que engendrar memoria y,
en su virtud, liberado también de toda representación
y de todo representar.

MARÍA ZAMBRANO.




Para mis padres,
que me esperaban sin esperarme
en ese día de mi primera luz. El 28.

La intemperancia;
¡No se puede tener tanta prisa, hija!

18 comentarios:

  1. Muchísimas felicidades. Sé de buena tinta que les diste un buen susto. Y nada es por casualidad. Si pudo no ser y fue, es que es, y ese ser tiene que ser algo grande. Esa es tu responsabilidad y calculo que estás más o menos en la mitad del camino; o sea, que confiemos en que tendrás tiempo para lograrlo... Fuerza y ganas sé que no te faltan.
    Ojalá éste que empiezas sea el mejor año de todos los que has vivido (sé que te pongo el listón muy alto).
    Disfruta de todo y de todos.
    Feliz cumpleaños.

    ResponderEliminar
  2. "Si pudo no ser y fue, es que es, y ese ser tiene que ser algo grande. Esa es tu responsabilidad".

    Gracias Maria.

    Ojalá sea la mitad de nuestro camino. Tú, que ya estabas observando mi llegada rapidilla con tus ojos de filósofa. Tú, que todo lo observabas ya, que te quedó tan poquito tiempo de libre albedrío porque llegamos empujando las demás.

    Ojalá sea la mitad de nuestra vida Maria. Por todas estas risas de infancia que ahora nos acompañan, y por nosotras... que queremos seguir al lado de su sonido infinito. Ojalá, nunca sepa de la ausencia de tu mirada, en todo lo que aún me queda por vivir.

    Aunque muchas veces hay niebla, sé que estás. Eres. Y eso me basta.

    Los hermanos mayores, con su sola mirada, sujetan el mundo que hemos heredado. Eso no se me olvida nunca, puede haber confusión, pero esa mirada firme, jamás se nos olvida. A nosotros... que vinimos detrás empujando.

    UN BESO ENORME.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sigues enamorada de ese hombre tan hermoso?

    ResponderEliminar
  4. Ginesillo... cuando se es como D. Jaime de Aragón, es imposible el nombre del olvido.

    Y la vida sigue. Y nos arrastra.

    ResponderEliminar
  5. Ana... Llegaste antes de hora... Un buen augurio. Alguna cosa importante te reclamaba en este mundo. ¡Felicidades... de nuevo! Me alegro de haber conocido, aunque sea a través de la palabra, a tu hermana mayor.

    ¡Tienes hermana!. Siempre he pensado que se vive de otra manera con hermana. Yo soy también la mayor, como Maria, y detrás ...tres chicos. Así que suelo adoptar hermanas casi sin darme cuenta...

    Me alegro por las dos. De nuevo va a ser un día que llevaré como en la mochila a mi amiga cibernauta, Ana de León.

    Felicidades de nuevo, dimunuta. Sé feliz... de esa forma tan tuya...sin ruido, disfrutando de lo menudo ... a pesar de este punto agridulce de sentir a Anita sin tenerla contigo.

    ¡Qué caray! Y que te quiero mucho... mucho. El beso ENORME hoy es para ti.

    PS. Buena elección. Siempre Zambrano.

    ResponderEliminar
  6. al contrario de los otros comentaristas, sé poco y nada de tu vida...me preguntaba qué había de especial para tí en este día y resulta que era tu cumpleaños...
    FELICIDADES!!!
    me alegra haberte hecho sonreír:
    que continúes haciéndolo.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Ana!!! Espero que pases un gran día. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Muchas felicidades, Ana!

    Es curioso el texto de Zambrano. No es fácil aprehender un pensamiento sin memoria, un acto de conciencia sin tiempo. Pero cuando ocurre es fantástico.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. La razón poética de María Zambrano desvela todo lo que la razón pura, insuficiente y limitada, ni siquiera puede imaginar. A la frialdad mecánica de la lógica, Zambrano opone la intuición de la poesía.

    Las Variaciones Goldberg son magníficas, y más si las toca un pianista como Glenn Gould (si no me equivoco, es Glenn Gould en su madurez, pero todavía no demasiado anciano).

    Felicidades, Ana. Que tengas un hermoso día de cumpleaños.

    P.D: Es curioso que tu cumpleaños se halle tan cerca de tu santo, que fue hace algunos días.

    ResponderEliminar
  10. Sunsi, un bestoe. No sé lo que me reclamaba con tanta avidez para venir con aquellas prisas, con esa intemperancia a la que no le importa si se molesta o no, esa que decide venir y punto. Lo que sí sé es que me gustó llegar y aunque sea un recuerdo sin conciencia, está aquí.
    Síiii, tengo hermanasssss. Y aunque las tengo, también las encuentro...
    ;))

    ResponderEliminar
  11. Dante, podo sabemos a veces de la vida de los otros. Pero sabemos de sus palabras, palabras que sostienen parte de esa vida suya. Poco a poco, entrada a entrada, descubrimos al otro. No los datos del censo... no, sino esos otros, los números del alma; el humor, el dolor, la risa, el llanto, la soledad...

    ... Y buena culpa de ello la tendrá siempre... el tomate!!!

    Me reí... sí señor.

    Celebremos este día con un buen vino, un CACHO DE PAN, un tomate, aceite... y una sonrisa.
    ;))

    ResponderEliminar
  12. Nosurrender, gracias.

    También hay recuerdos sin la conciencia del acto que los provocó. Hoy tengo uno de ellos presente, Hoy sé que me encantó llegar, a pesar de las prisas.

    Muchas gracias, por muchas cosas... por ese Lagarto en tu laberinto, ese que va Tirando del hilo y me descubre cosas que aún siguen estando. Mira que eres adictivo!!!

    Y que el día 1 de agosto, en Valladolid, toques ese TODO que eres cuando oigas las notas, la voz... Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Ramiro, gracias por tu felicitación, y por las palabras que le dedicas a María Zambrano.

    Mi nombre es ana porque mi abuela era ana. Y nací el mismo día que ella. Y no me tocaba. Y nunca la conocí. Nunca, al menos en este espacio y en este tiempo que son míos. Sin embargo, se puede echar mucho de menos a alguien que no has conocido. Tanto de menos!!!!

    ResponderEliminar
  14. Felicidades Ana de parte de Ginesillo (Jaime), sigo intrigado en saber más de ese hombre tan querido, bueno ya me contarás...
    Que tengas un buen día y una copa de cava a tu salud.

    ResponderEliminar
  15. Hola Ginesillo... si algún día esa presencia puede ser contenida en palabras... te las dejaré leer.

    Gracias por el brindis...

    ;))

    ResponderEliminar
  16. Antes de que acabe el día quiero dejar constancia de mi paso por el blog en este día tan especial de tu cumpleaños. Desearte no solo un buen día, sino muchísimos días de felicidad y que la vida te sonría. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Ay... Sara, jajajaaja... qué seria se te ve felicitándome, hija mía... anda que si no es porque ya te conozco... pensaría que estás sentada en una silla y con el geso y la mirada tiesos, cual palo, de lo formal que se te pone la palabra cuando felicitas... jajajaja

    ResponderEliminar