TIENES UN MAIL


Hoy he recibido el correo de una persona valiente. En él esa persona me hacía partícipe de una realidad que el creía intuir en mi tiempo; quería hacerme consciente de una circunstancia que de ser cierta me podía hacer daño. En definitiva me estaban avisando, muy educadamente, sobre lo mal enfocado que podría estar mi modo de vivir.

He sentido una honda emoción por ese mail, y también un agradecimiento inmenso. Sé que no es fácil ser valiente. Que aunque como él mismo dice _sólo se trate de darle a la tecla "enviar" y no sé si me siento como un amigo o como un imbécil_ sé que detrás de ese gesto hay reflexión, análisis y sobretodo valentía para no callar, para no dejar que alguien vaya por el camino equivocado. Y soy consciente de que detrás de esta amonestación lo que late sobretodo, es la caridad.

No. No es fácil acercarte a una persona y decirle que algo en su vida pudiera estar mal hecho, mal enfocado o mal interpretado. No es fácil decirle al otro que algo lo está haciendo mal. No es fácil hacerlo porque sabemos que incluso podríamos estar equivocados. Por eso sé que sólo la nobleza es capaz de hacerlo; sólo un corazón honesto tiene ese tipo de valentía. Sólo él.

Lo normal es darle la espalda a los defectos de los demás. Lo normal es decirnos a nosotros mismos esto: _A mí que me importa cómo decide vivir su vida esta persona, si se estrella, es su decisión, todo el mundo tiene derecho a intentar esto, aquello..._. Hoy se estila mucho esto. A mí me parece una postura muy cómoda, esa de quedarse mirando mientras alguien se estrella, quedarse quieto sin decir nada. Quedarse tranquilo pensando en que tiene derecho a intentarlo sin avisarle de que quizá tuviera que ir por otro lado, formarse más o simplemente esperar y trabajar mejor las cosas. Y sobretodo me parece una postura cruel. Muy cruel.

Yo a esa "comodidad" le llamo falta de caridad. No sé si estaré acertada o no, pero así lo veo. Y también es cobardía. La más pura cobardía que nos ahorra tener que dar la cara para ayudar a otro, para evitar que se descalabre. Es una cobardía que además se argumenta como una defensa de la libertad, que se sustenta en el respeto a la libertad que los demás tienen de vivir como quieran, el derecho que se tiene de intentar las cosas incluso a costa de un total ridículo o de un total fracaso. Y no es cierto. No es un respeto hacia la libertad del otro. Simplemente es comodidad.

La caridad siempre comienza en esa valentía para decirle al otro lo que cree que no está bien en su vida, en su tiempo, la que le avisa de lo que se intuye como el pródromo de un descalabro personal y/o emocional. Luego sí, luego ya viene el respeto hacia la libertad del otro, cuando una vez oída nuestra opinión, el otro decide libremente su camino, el que pensamos no adecuado. Y la amistad, la verdadera amistad, viene después. Es seguir ahí, a pesar de la contrariedad que sea ver al otro equivocarse a pesar de nuestro aviso. Y es estar cuando se haya caído. Sin reprimendas.

Sólo es un punto de vista, es exactamente mi punto de vista. Soy consciente de haber perdido a personas que un día estuvieron a mi lado porque yo soy una de esas personas, de las que no se calla. Soy consciente de muchas de las cobardías que me acompañan, pero sé que ésta no es una de ellas. Y no sé si equivocadamente, pero me siento orgullosa, a pesar de los malos tragos que he llevado después, de lo que he perdido y de la fama equivocada que esto me ha reportado. Aún así, no me arrepiento. Nunca un amigo mío se caerá sin saber que yo, intuyéndolo, me he callado. Nunca caerá sin saber que yo sabía que su opción era un error. Y por supuesto que en la caída me va a encontrar a su lado, con mis dos manos tendidas. Por las mismas sé que mis amigos son aquellos a los que yo amonesté equivocadamente, aquellos que después de mi aviso sonriendo me dijeron que yo era una "listilla de pacotilla", aquellos que simplemente optaron por reírse de mi patinazo; sin soberbia, sin rencor. Que supieron ver tan sólo mi intención y el hondo cariño que les brindaba mi equivocada valentía.

La vida, a través de valentías como ésta, y como sin querer, nos va regalando estupendos amigos, y también, sorprendentemente, nos va separando de todo aquello que simplemente es presencia de paja y sin fundamento. Supongo que la valentía al final nos lleva a distinguir, a saber bien qué hay detrás de cada persona. Y que nos coloca al lado de los que en el fondo, son un poco como nosotros. Es inteligente la vida, sí. Y sinceramente, me ha emocionado ese mail.



* Gracias Tomae.

19 comentarios:

  1. Es, como tú dices, tu punto de vista; es también el mío. Hay que "corregir", pero tratar de hacerlo con amor y respetando la libertad del otro para seguir, aun siendo consciente de ello, el sendero equivocado y seguir amándolo aunque no pare de darse golpes contra las paredes. Si Dios respeta nuestras torpezas, ¿cómo no habríamos de hacerlo nosotros? Imponer criterios, de todos modos, no suele dar buen resultado.

    ResponderEliminar
  2. Bien por ti. Por no callarte cuando tienes algo que decir, y por saber escuchar, y luego elegir tú tu propio camino:


    "Y la amistad, la verdadera amistad, viene después. Es seguir ahí, a pesar de la contrariedad que sea ver al otro equivocarse a pesar de nuestro aviso. Y es estar cuando se haya caído. Sin reprimendas"


    Eres grande, y tu amigo también.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Bueno, Ana. Nada que apostillar. Ver y hacer ver que no ha visto es una forma de desprecio. A alguien a quien quieres no lo dejas en la estacada con errores que quizá ni ha advertido. Se necesita caridad... cariño por alguien para dar el paso y humildad ... entender que al otro le cuesta dar ese paso... cuando se recibe una advertencia.

    A veces, la postura es ¿Quién soy yo para decir esto o aquéllo? Pues todos somos ovejas y pastores. Todos necesitamos de todos.

    Me ha gustado tu post y tu postura, Ana. Dice mucho de quien la escribe.

    Un beso fraterno... Y gracias. Feliz domingo, leonesa.

    ResponderEliminar
  4. Para mí la verdadera amistad se demuestra diciendo la verdad, afrontando las palabras que eviten al otro que cometa una enorme equivocación. Sí, creo que es un gesto de valientes y de buenas personas. Espero que todo te vaya bien y que seas feliz. Besos

    ResponderEliminar
  5. Admiro la forma tan positiva de aceptar una correción, habla muy bien de ti! y también de quien te la hace con cariño, señal de que le importas mucho y te quiere bien.
    Cada día aprendo...
    besos grandes

    ResponderEliminar
  6. Hola, Ana:
    estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Efectivamente, hay que tener valor y caridad para decir a los que quieres las cosas con claridad, delicadeza y sinceridad.
    Creo que a veces no se hace por temor a la reacción de la persona a la que se le habla claro.
    No todo el mundo reacciona tan bien como lo has hecho tú.
    Algunos dejan de hablarte por ello. Pero como bien dices, así se va quedando una "libre de paja".

    Un abrazo y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  7. Ana, cuando queremos mucho, decimos lo que vemos. Porque nos importa más esa persona, su bien, que perder "su cariño" si se molesta.

    Lo demás son formas de autoengañarnos...porque en el fondo, no nos importa tanto...

    Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Está claro que ahí tienes un buen amigo, o amiga.
    Te cuento una pequeña experiencia.
    Visitaba ( y aún lo hago ) a menudo un blog muy bueno, en el que la poesía breve era el tema más repetido.
    Habia notado que la calidad del testo era muy buena, pero muchas veces se repetían unas incorrecciones gramaticales, que en 10 o 12 líneas, se notaban mucho, y afeaban lo bello del texto.
    Un día me atreví a explicarle el por qué de la incorrección con miedo a que no volviera a tener tratos conmigo.
    Hoy somos más amigas que entonces, y de hecho, hablamos por msn a menudo.
    Creo que hay dos formas de corregir,
    ;)
    Un abrazo y, perdona por el rollo que te metí.

    ResponderEliminar
  9. No todo el mundo tiene tu escala de valores, ... pero si que es cierto que "el que dice las verdades, pierde las amistades". No siempre es paja lo que se deja, a mi se me dio el caso de que si contaba una verdad a una amistad sabia que lo perdería, pero elegí contársela porque cuando quieres a alguien, prefieres decirselo aun sabiendo que de esta forma lo pierdes. A veces, hay que elegir.
    No pierdas a este amigo tuyo, cuidalo, te ayudará siempre.

    ResponderEliminar
  10. Os quiero dejar un saludo, llevo unas cuantas entradas en que no he respondido a vuestros comentarios, y no sabéis cuánto lo siento. Pero es que junio es junio, y no tengo mucho tiempo. Demasiadas cosas pendientes tiran de mis mangas, y cuando aparezco por aquí, es un minuto rápido...

    ... Es que junio es mucho junio, y estoy agotada, la verdad.

    Muchas gracias a cada uno de vosotros por estar. La vida se está intensificando por momentos, ainsss... y no queda respiro. Ay.ay.ay...

    ResponderEliminar
  11. Querida Ana me has dejado muy impresionada con tu entrada. Cuida a tu amigo que tienes un tesoro.
    Que no daría yo por saber cuando me equivoco y que me corrigiesen con cariño, y ya si alguien que viese que voy directa al precipicio tuviese la bondad de advertirme...
    Hoy tengo unos mariachis virtuales cantando a todos mis amigos... si de pronto escuchas una ranchera en los proximos días va de mi parte!
    Un abrazo inmenso para ti y para todos.

    ResponderEliminar
  12. Los amigos, son bienvenidos siempre, los buenos de verdad, no los de adorno...Me parece bien una regañina a tiempo de alguien a quien le importas, me parece más humano interesarse por la vida del otro, que verlo salirse del camino y no hacer nada porque se estrelle. Gracias a ti también por tus palabras sabias siempre, por tu generosidad de sentimientos y un saludo afectuoso para ese amigo. Cuídalo.

    ResponderEliminar
  13. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. El pasado ya nunca volverá, el recuerdo está bien, como aquella lluvia de agosto a ultima hora de la tarde.

    Recuerdos.

    ResponderEliminar
  15. Y también es valiente por tu parte, aceptarlo de esa manera y no como una intromisión.
    Yo solo me atrevo a ello con los muy, muy, viejos y queridos amigos. Y no sé si lo aceptaría de cualquiera. Por eso me alegra esa valentía doble del que le da al enviar y del que abre el correo.

    Un beso doble y muy, muy, muy grande.

    ResponderEliminar
  16. Aburrido el comentario de Freia, es como un sinónimo voluntario mal descrito y sin sustancia en complot con la bloguera, no tengo nada más que decir...

    ResponderEliminar
  17. Es que yo soy aburrida y sinónima, Salamandra...

    ResponderEliminar
  18. ...mudito me dejó esta entrada,
    ¡qué estilo tiene Ana!

    Devuelve algo que recibe, ¡regalando! eso es reconocimiento, valentía, GENEROSIDAD,...aprecio;) aprecio con dulzura y entendimiento.

    ¡Que suerte tienen los que te rodean Ana!

    ...mudito, sin saber que decir, el Captcha (palabra de verificación me ha invitado)

    Salió "bloge"!, bloge en el blog de una blogger con estilo!

    Es de Agradecer, encontrarse con Personas que estira tan magistralmente, eso, de un hilo.

    ResponderEliminar
  19. De nuevo por aquí, gratamente sorprendida por vuestras palabras. Zambullida, Pesolet, Sunsi, Lola Marta, Ars, Maripai, Montse, Noemí, Lisset, Freia, Tomae... gracias.

    Veronicia, gracias por la música porque sí... me ha parecido oír a los mariachis, nos acompañaron estos días a lo largo de tooooodas las carreras de esta rutina que ya se acabó... jajaja. Se acabó el cole. ;)) Biennnnn!!!

    Hiperión, un placer que hayas estado por esta ventana. Gracias. Y también, bienvenido.

    Y en fin, a ver si entre tanto trajín no pierdo el hilo... que lo pienso, y la verdad es que no sé muy bien por dónde anda la madeja.

    Gracias, de veras.


    *Salamandra, siento mucho que sigas "asín". Y la verdad que quien te entienda, que te aguante. Te dejo una canción, puesto que sé que te gusta. http://www.youtube.com/watch?v=9yeGHyRavAA

    ResponderEliminar